Muchas veces me siento sólo, no por falta de compañía sino porque tengo la necesidad de compartir cosas que me estremecen el alma, cosas que me acompañan en mis pensamientos y en mi sentir, en sueños sobre la vida y lo que ella me trasmite, cosas que descubro pero que no me atrevo a compartir.

La vida está llena de señales, de situaciones que reclaman nuestra atención para que podamos abrir nuestra conciencia, o sea nuestra visión, pero aún así seguimos ciegos y sordos, y aunque lo tenemos delante no lo acabamos de ver............que lástima!!

¡Cuantas cosas desperdiciamos en la vida por no querer ver, por no querer sentir!

Mira este vídeo.

El otro día un terapeuta nos hacía la reflexión sobre el miedo que tiene la gente a conocerse, a descubrir que hay en su interior........... y él nos decía:

- ¡¡Pero si a la única persona que van a encontrar es a ellos mismos.!!

No seas cieg@ a tu llamada interior.

Saludos!!!